Juego posicional, efectivo ante América de Cali

Análisis. El juego posicional le dio frutos en el clásico de la fecha a Atlético Nacional.

Juego posicional, efectivo ante América de Cali
Foto: Diario AS Colombia

Y sí, suena hasta obvio, pero cuando Atlético Nacional tiene a Macnelly Torres en la cancha es a otro precio y tiene más factores de juego que favorecen la idea de futbolística que tiene el actual cuerpo técnico.

Aunque el comienzo del partido contra América de Cali fue tímido y confuso, con el paso de los minutos se empezaron a ver diversas situaciones que favorecieron a que Atlético Nacional terminara imponiendo el posicionamiento en el terreno de juego junto con la posesión del balón en su poder.

Por tanto, Aldo Leao Ramírez y Macnelly Torres, quienes son los habituales encargados de generar ideas, en más de una ocasión se juntaron para esperar a que sus compañeros fijaran posiciones y así podían descargar el balón en una zona sin referencia del rival.

Por ejemplo, en el primer gol de Dayro Moreno: la jugada nació en una triangulación entre Ezequiel Palomeque, Dayro Moreno y Rodin Quiñones, quien finalmente le hizo el pase a Moreno, jugador que remató al arco del arquero Bejarano, y el balón terminó desviándose en  Juan Camilo Ángulo.

Sin embargo, después del gol que le dio la ventaja parcial en el marcador, cuando el equipo quiso descansar, tocó el balón por todo el terreno de juego, con el fin de seguir buscando opciones de gol y en otras ocasiones iniciar de nuevo la jugada, siempre empezando con Alexis Henríquez.

Conviene subrayar que después de la expulsión de Palomeque, el equipo ‘verdolaga’ fue más compacto, defendió más en bloque, tuvo más la posesión del balón, con el firme objetivo de defenderse con la pelota y acelerar en el momento adecuado, ya que debían dosificar esfuerzos.

No obstante y teniendo en cuenta como se estaba desarrollando el partido con un hombre menos, Edwin Valencia fue un volante más fijo para marcar y esperar los ataques del América de Cali. Aldo Leao Ramírez mantuvo la posesión del balón en la zona de volantes junto con Macnelly Torres, quien también fue clave en esta labor.

En definitiva, el equipo ahí va, de poco pero seguro con lo que quiere plasmar el director técnico Juan Manuel Lillo en Atlético Nacional.